Hagamos las maletas

1ibiza-day-habour.jpg

Nos vamos a Ibiza.
Queridas compañeras de cromosomas, es hora de saborear el mediterráneo y dejarse llevar por la isla que nunca duerme, y a buen seguro, tampoco deja dormir. Bienvenidas a Ibiza.

Embarquémonos en alta mar, desde Valencia o Denia, dirección descanso, diversión, fantasía o simplemente vacaciones. La tripulación de Acciona Trasmediterránea nos espera.

2spain-acciona-fortuny.jpg

Un viaje de alta velocidad, tan sólo 4 horas de Valencia a Ibiza, donde tan placentero es el durante como chispeante la adrenalina de pisar tierra firme.

La sonrisa y la amabilidad son el acento de una de las tripulaciones más agradables que he conocido, y después de las mil ventanillas donde me ha tocado discutir durante el invierno,  de los mamarrachos al volante, de los pisotones del metro, y de los disgustos por teléfono con operadores en lata, da un gustazo acercarse, por un momento, a las puertas del paraíso con unas Evas tan simpáticas, como los Adanes, en este caso los capitanes del Alcantara II , quienes han mostrado para todas nosotras su lugar de trabajo.
 3p7170895.JPG

Lógicamente, además de avalarse de las mejores medidas de seguridad y de la más alta gama de servicios, incluyendo el cuidado del medio ambiente, se nota en su cara, que su ventana tiene el sabor mediterráneo de un inmenso azul. Con razón se les ve tan felices y relajaditos, pura colorterapia, no hay mejor vista que el azulado infinito…

Pero ahora nos toca a nosotras disfrutar, y por una vez, sin tener que fichar ni dar explicaciones a nadie. Señoras estamos de vacaciones, y nos merecemos un mar de relajación y un océano de disfrute.

4cerrado_vacaciones.jpg

Dicen que en esta época del año se acentúan los amores  de verano y se despilfarra en crisis para los de siempre, así que ¡Precaución!, que la adicción a la constante actividad  y a la vida rutinaria, puede hacer que te arrepientas y no sepas valorar lo que tienes delante.  Y las 24 horas del día codo con codo, sin agenda, si no equilibráis, pueden ser demasiadas.

Ahora que estamos llegando al puerto y es momento de reagrupar maletas y organizar el bolso, seamos un poco reflexivas, y regalémonos un poquito de esperanza mientras hacemos balance y liberamos tensiones.

Se supone que  tanta ruptura estival se debe al poco uso que le damos a la comunicación con los nuestros en la normalidad.
Lo sencillo suele ser simplificar las conversaciones a la elección del canal de televisión, y lo poco alentador que resulta (a priori), empezar de cero, cuando en el invierno, simplemente tenemos conectado el piloto automático.

Pero créeme, una vez consideras que una escapada es la mejor oportunidad de despejar las incógnitas del día a día, puede que descubras que jugando con la X inviertes en endorfina, y aunque a mí esas cosas de las matemáticas se me han dado fatal, y en esta isla pitiusa, donde la calculadora pierde el rumbo y la visa se extravía, innovar y amarrar los cabos en la suma de 1 y 1, puede regalarte un nosotros cada vez más fuerte.
 5cas5q3wl.jpg
Sé que las estadísticas, crueles puñetazos de la realidad, son fieles a la verdad, y que septiembre es el mes donde aumenta considerablemente el número de separaciones, divorcios y  pausas en las parejas españolas y las de alrededor, pero por una vez, vivamos un poco con la magia, y esforcémonos por pensar lo contrario (que para verdades irremediables está la rutina).

¡Todos deberíamos volver a enamorarnos!, y este verano es tu momento.
Jugar con las mariposas y recordar aquello que hizo que él sea tu él, rememorar esos besos, que con la experiencia, son más profundos, más de verdad y que con la vorágine de las responsabilidades de adulta, olvidas qué
necesitas.
 6puertonoche455.jpg

Y ya sabes que la noche Ibicenca, si eres capaz de desnudarla de los disfraces alucinógenos y de la estupidez de quienes no entienden la isla sin ir colocados, puede invitarte a  volar con sus múltiples posibilidades de dibujar en el lienzo de la pareja una gama de colores diferente, es hora de entre dos, jugar a la experimentación.
 7p7230987.JPG
Un mercadillo Hippie nocturno, cenas de gastronomía mediterránea, o fusión de platos del más alto nivel ( eso si, el precio también es de vértigo), conciertos al aire libre, romanticismo de cala en cala, desaparecer por los parajes más extraños o tomarse un helado en el puerto y esperar a que deambule el circo… En Ibiza, donde todo vale, la fantasía tiene premio doble..

Ahora que habéis decidido conjugar vuestra imaginación, que el bronceado de vuestras pieles aviva vuestros más internos deseos, y que además te sientes estupenda, no hay nada mejor que hidratarse de ganas y dejarse llevar…
El amor SI es posible, y la confianza de reafirmar la elección de tu corazón, corroborar que esa persona que comparte tu almohada es además la que quieres comparta tu vida, hará que sepas ser una privilegiada y no lo pierdas en el camino.

Ibiza nos está enamorando, y yo prometo en el siguiente artículo meterme en la piel de las solteras e invertir en las posibilidades de la novedad y la locura de esta isla para quienes quieren enloquecer de juerga y vivir apasionados romances circunstánciales, pero esta vez y sin que sirva de precedente, me dirijo a los que vivimos en el “nosotros” y me declaro feliz.

 

8images.jpg

       

   Diana G. Marugán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *