Quiero ser discreta

LA DISCRECIÓN. Admiro soberanamente a las personas discretas, insonoras, con peso pluma o efecto narcótico que son capaces de vivir sin hacer tanto ruido. Normalmente me decanto por la exclusividad, por marcar la diferencia y luchar (o al menos hacer que lucho) contra el borreguismo, […]