Consejo:Limpiar el Estaño.

Calentar un poco de cerveza sin que llegue a hervir y luego empapar un trapo de algodón y frotar el estaño. Quedará brillante.