La utilización de transgénicos por parte de Nestlé

nesquik

Greenpeace asegura que el hecho de que Nestlé no aporte pruebas de la no utilización de transgénicos en sus productos es ya una garantía de su uso, y recuerda que estos “peligrosos” ingredientes han sido prohibidos en seis países.

Ante la inclusión de Nestlé en la lista roja de la Guía Roja y Verde de Alimentos Transgénicos, la multinacional alimentaria manifestó que no emplea transgénicos “ya que el consumidor no está a favor de estas materias primas”. Sin embargo, Greenpeace afirma que la multinacional nunca ha ofrecido garantías de la no utilización de OMG (Organismos Modificados Genéticamente).

Aunque Nestlé asegura que cumple la legislación y que si utilizaran transgénicos lo harían constar en el etiquetado, Greenpeace recuerda que “cumplir la legislación no significa que el ciudadano deje de consumir transgénicos dado que en España no se han desarrollado los mecanismos de trazabilidad a los que obliga la legislación Europea y por ello no es fiable el hecho de que en la etiqueta de un alimento no figuren ingredientes transgénicos”. Además, explica, se permite la presencia de hasta 0,9% de transgénicos sin obligación de etiquetado.

Sin embargo, en seis países de la UE, entre ellos Francia y Alemania, ya se ha prohibido el cultivo de transgénicos basándose en análisis científicos sobre los peligros para la salud que suponen estos alimentos. Es el caso de un estudio que demuestra que la fertilidad de ratones alimentados con maíz transgénico se ve dañada y de numerosas evidencias, según recoge la ONG, que describen los impactos sobre la salud de maíces transgénicos que España importa y cultiva, o de la patata ‘Amflora’, aprobada por el Gobierno a pesar del rechazo de la OMS, el Instituto Pasteur o la Agencia Europea del Medicamento.

Los transgénicos y sus riesgos
Compartir
www.canalsolidario.org

 

Búsqueda personalizada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *