Las mujeres llegan pero aún no mandan

En 2015 la paridad en los consejos de administración debe ser una realidad. Esta recomendación, que recoge la Ley de Igualdad, está dando sus frutos: la introducción de cuotas, a pesar de no estar sancionada, ha aumentado la presencia de mujeres en un 67%.

mujeresdirectivas

Falta sólo un lustro para que las empresas puedan presumir de cumplir a rajatabla la paridad en los consejos de administración. Esta recomendación, que recoge la Ley de Igualdad (LO 3/2007, de 22 de marzo) en su artículo 75, abrió el debate de si la cuota femenina era la solución para lograr la diversidad en este órgano de decisión. Según el último Estudio sobre Mujeres en Consejos de European Professional Women’s Network (EPWN) -en colaboración con Russell Reynolds Associates- parece que sí. Desde 2008 la presencia de mujeres en España en estos órganos de gobierno ha aumentado en un 67%, de manera que se aproxima a la media europea, el 11,7%.

El informe, realizado en los consejos de 300 principales empresas en 17 países, concluye que las féminas ocupan 571 puestos de los 4.875 totales. Marijo Bos, presidenta de EPWM, reconoce que no le gustan las cuotas pero, “son necesarias para conseguir un cambio. Si no hay norma no se hace nada”.

Noruega es uno de los países que refleja este impacto. En 2008, después de introducir una cuota de género para consejeros, se alcanzó el techo: un 44,2% eran mujeres mientras que este año el porcentaje se sitúa en el 37,9%. Bos explica que no existe una justificación real para este descenso, pero que la baja densidad de población -en Noruega viven 3 millones de personas- y un aumento de los nacimientos, pueden ser las razones. En cuanto al resto de Escandinavia, Suecia aumenta ligeramente, de 26,9% al actual 28,2%; mientras que en Finlandia se mantiene estable y en Dinamarca ha disminuido a un 14%, desde el 18%. A pesar de estas ligeras variaciones, las empresas del norte de Europa tienen, al menos, una mujer en los consejos.

Diversidad
Pese a esta ventaja, Bos reconoce que los resultados de este año son bastante alentadores. La proporción de mujeres en consejos de las principales empresas europeas ha crecido hasta el 12%, comparado con el 8% de hace un par de años. Según la presidenta de EPWN el motivo que explica esta tendencia positiva es que la mayoría de los países europeos -incluyendo los del Sur de Europa- han implantado algún tipo de iniciativa relacionada con las legislaciones sobre cuotas que se están debatiendo en estos momentos, o a los códigos de gobierno corporativo que ya son efectivos, a muchas iniciativas privadas y a la concienciación promovida por los medios de comunicación.

“Sin embargo, pocos países como España han multiplicado por dos la presencia de consejeras. Está claro que aquí el tema es muy sensible. Reconozco que antes era complicado que me recibiera un directivo para tratar estos asuntos, pero ahora es mucho más sencillo. La norma ha creado más interés”, señala Bos, quien añade que aún queda mucho camino por recorrer. “En los consejos de las empresas estadounidenses del sector eléctrico hay una representación femenina importante, en comparación con las empresas españolas”.

Aunque no es tan representativo, en otros países europeos como Grecia, Bélgica y Francia han aumentado las consejeras. El informe recoge que la legislación que está debatiendo Francia puede haber contribuido al incremento del 57%. Italia y Portugal, a pesar del aumento (87% y 331%, respectivamente), todavía están por debajo del 5% y muy lejos de la media europea, que se sitúa este año en un 11,7 %.

Estos números son más representativos cuando se trata de la diversidad internacional, que crece más deprisa que la de género en los consejos de administración. Una proporción significativa de los consejeros en Europa son de una nacionalidad distinta a la de la sede central de la empresa. Los ejemplos más representativos son Irlanda, Luxemburgo y Suiza, donde más de la mitad de los consejeros son extranjeros. Según Bos, el desafío es llegar a consejos mixtos, con personas de distinta procedencia, edad y experiencia.

Otros de los retos que plantea el informe es el liderazgo femenino en puestos directivos: sólo siete mujeres de las empresas analizadas son presidente o director ejecutivo. “La lista de potenciales ejecutivos está prácticamente vacía y el incremento del número de mujeres en consejos no parece impactar de forma positiva”, concluye el estudio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *