Desmaquillante casero

El primer paso para mimar y cuidar la piel es mantenerla limpia. Para lograrlo, es importante que cada vez que utilices maquillaje, lo retires antes de irte a dormir.

Una manera fácil y novedosa de hacerlo es utilizando aceite de oliva.

Para ello, tenés que frotar suavemente y con tus propias manos unas gotitas de aceite de oliva sobre la piel de tu rostro, haciendo hincapié en aquellas zonas en las que haya más cantidad de maquillaje, como por ejemplo los párpados.

Luego, con un trozo de algodón humedecido previamente con agua tibia y unas pocas gotas de aceite de lavanda, limpiá tu rostro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *