Besos que enamoran

Los besos, además de ser una muestra de amor son uno de los mejores ejercicios que existen.

Los abrazos, las caricias, todas estas muestras de cariño nos matan, pero como los besos no hay nada igual. Y no únicamente se trata de una actividad sana, porque has de saber que en un beso pones en movimiento 34 músculos faciales y consumen 18 calorías, y además de que se activan un buen numero de neuronas.

Esta noche regálale a tu pareja un sesión se besos y disfrutense el uno al otro. Nosotros te damos diferentes opciones.

El beso es un arte en sí mismo y El Kamasutra reconoce su poder para expresar sentimientos, emociones y pasiones. Por ello, describe con todo detalle los besos y las ocasiones en las que han de usarse cada uno de ellos.

Un beso por sí mismo combina tres sentidos: el gusto, el tacto y el olfato. Si cada sentido, por separado, es capaz de producir una fuerte reacción emocional, los tres juntos pueden transportarnos al séptimo cielo.

Los besos pueden ir desde un contacto fugaz, como un roce inesperado, hasta una fusión de dos cuerpos por medio de los labios.

Conoce algunos de los besos que el Kamasutra propone.

1. Beso ladeado: Cuando las cabezas de los dos se inclinan en direcciones opuestas y en esta postura se produce el beso.

Es una de las formas más comunes de besarse y la preferida de las películas. Las cabezas inclinadas permiten un mejor contacto de los labios y una honda penetración de la lengua.

2. Beso inclinado: Cuando uno de los dos echa la cabeza hacia atrás y el otro que lo sujeta por el mentón, lo besa. La dulzura y el afecto son las emociones principales que se transmiten con este beso. Un beso de este tipo es apropiado para los preliminares, cuando se prefiere hacer el amor con lentitud y de frente.

3. Beso directo: Cuando los labios de los dos se unen directamente y se chupan como si de una fruta madura se tratara. Es un tipo de beso en el que lo importante son los labios que se se mordisquean y se acarician levemente con la lengua. Es un beso reposado y largo, que puede expresar una fuerte pasión.

4. Beso presión: Se presionan los labios fuertemente con la boca cerrada. Es un beso para iniciar la relación o para terminarla, no conviene mantenerlo durante mucho tiempo. Los dientes se clavan en la parte interior de los labios y puede salir sangre.

5. Beso superior: Cuando uno de los dos toma con sus dientes el labio superior y el otro le devuelve el beso besándole en el labio inferior. En la descripción de este beso se habla de que uno toma la iniciativa y el otro se limita a responder, posiblemente porque El Kamasutra fue escrito para hombres activos y mujeres pasivas. Pero en una pareja actual, cada quien debe de ser lo más creativo posible y dejar que la imaginación se muestre y se exprese tal cual es, y no limitarse a responder a la iniciativa del otro.

6. Beso broche: Cuando uno de los dos sujeta con sus labios los de su amante, se llama beso broche. Y si el que realiza el beso toca con su lengua los dientes, las encías, la lengua o el paladar del otro.

7. Beso palpitante: Cuando uno de los dos deposita sobre los labios miles de besos muy pequeños recorriendo toda la boca y las comisuras.

8. Beso contacto: Cuando se toca ligeramente con la lengua la boca del otro y apenas se hace contacto con los labios.

9. Beso para encender la llama: Es el beso en las comisuras de los labios que suele darse en medio de la noche para encender el amor.

10. Beso para distraer: El beso ideal para cuando él está viendo un partido en la tele y quieres llamar su atención con tus besos. Para empezar, recuerda que no todos los besos tienen que ser en la boca. Según el Kamasutra, otros lugares recomendados para iniciar la batalla son: la frente, los ojos, las mejillas, la garganta, la zona interior de la boca, la raíz del cabello, la nuca y el cuello junto a la clavícula.

11. Beso nominal: Cuando uno se limita a tocar la boca del otro, después de besarla, con dos dedos.

12. Beso con las pestañas: Cuando se recorre los labios o la cara del otro y se acarician las pestañas con besos.

13. Beso con un dedo: Cuando el amante recorre la boca de la amada por dentro y por fuera con un dedo.

14. Beso que despierta: El beso que se da en las sienes, cerca del nacimiento del pelo, cuando el otro está dormido, para despertarlo con suavidad.

15. Beso sin reloj: La clave es prestar total atención en el cuerpo del otro. Cuanto más control tengas y más te concentres en acariciar y besar cada rincón de su cuerpo, más intensa será la sensación de placer para ambos.

Consejos para besar

– Bésalo siempre como si fuera la primera vez. El énfasis que pongas al besar nunca será demasiado. Las caricias y las posturas sexuales son importantes, pero el beso es el acto más íntimo.

– No te apresures. Disfruta el momento y relájate. No hay nada más impersonal y frío que un beso con los labios cerrados u ojos abiertos. Exprésate con sonidos de placer que le digan a tu compañero cuánto estás disfrutando la experiencia.

– Capta el ritmo. Al principio intercambia una serie de besos lentos, suaves y cortos sin mucho ardor. Aunque el beso se vuelva agitado después, tus movimientos deben ser suaves y delicados en todo momento.

– Besa en fases. Sé sensual y sexual al mismo tiempo, besándolo en etapas largas, alternando con y sin lengua. Juega con los labios, atrapa uno de sus labios con los tuyos. Besa sus comisuras, extiéndete por todo su rostro. Entre beso y beso roza sus labios con la punta de tu lengua, sin meterla en su boca.

Un comentario en “Besos que enamoran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *