Danica Patrick, una mujer que hace historia en el automovilismo

La estadounidense Danica Patrick entró en la historia del automovilismo al convertirse en la primera mujer que conquista una prueba oficial en la Indycar, en este caso el Gran Premio de Japón y de paso silenció los comentarios machistas.

Patrick, de 26 años, hizo trizas el pensamiento machista que prevalecía sobre todas las categorías del automovilismo e incluso aquel odioso dictado popular, según el cual «las mujeres no saben manejar».

La flamante ganadora del circuito de Motegi respondió con pericia e inteligencia al doblegar a grandes figuras como a los brasileños Hélio Castroneves (segundo) y Tony Kanaan (quinto), el neozelandés Scott Dixon (tercero) y al británico Dan Wheldon (cuarto).

Patrick, de 1,67 de estatura, cuerpo escultural y gran determinación dentro y fuera de las pistas alcanzó su mayor conquista en su competencia número 50 en la IndyCar.

A dos vueltas del final y como colofón a una brillante estrategia de su equipo, el Andretti Green Racing, la joven arrebató la punta al brasileño Castroneves, que debió parar para abastecer.

La estadounidense, nacida en Beloit, Wisconsin, aguantó la presión como toda una experta y terminó 5,8594 segundos por adelante del brasileño, quien había largado en la primera posición en el óvalo Giro Mellizo de Motegi, de 1.5 millas (2,4 kilómetros).

Pero la victoria no fue ninguna casualidad para Patrick, quien en el 2005 saltó a la fama tras ser distinguida como la mejor novata de la categoría de Indy Racing League (IRL), en la que terminó séptima, y por su soberbia actuación en las 500 millas de Indianápolis de ese año, donde se consagró como la primera mujer en liderar esa prueba.

Como si fuera poco, en ese mismo año se convirtió en la quinta mujer en disputar la mítica competición en el circuito oval de cuatro kilómetros.

Efe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *