El Gobierno aprueba un plan específico de atención y prevención de la violencia de género entre la población inmigrante

mujer-inmigrante.jpgA propuesta del Ministerio de Igualdad, se ha aprobado hoy  9 de Enero el Plan de Atención y Prevención de la Violencia de Género en población extranjera inmigrante con una vigencia para el periodo 2009-2012.
El Plan contempla información, formación, sensibilización y medidas estructurales para lograr una atención adaptada a las circunstancias específicas de las mujeres extranjeras inmigrantes víctimas de violencia de género.
La Ley Integral contra la Violencia de Género garantiza los derechos de todas las mujeres víctimas con independencia del origen, religión o cualquier otra circunstancia personal o social. En este sentido, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha asegurado que el objetivo de este plan consiste en “aproximar los recursos a la población inmigrante” y crear “las condiciones adecuadas para la prevención de este tipo de violencia y la atención desde una perspectiva global”. Y es que, según Aído, “la mayor dependencia de estas mujeres hacia su agresor, debido a la falta de redes de apoyo sociales y familiares, origina una mayor inseguridad a la hora de romper con la violencia”.

Información y sensibilización
Para hacer llegar estos recursos a la población inmigrante, el Ministerio de Igualdad realizará campañas específicas de sensibilización en los medios de comunicación y editará folletos informativos sobre los derechos de las víctimas y los recursos disponibles dirigidos a mujeres extranjeras, que serán traducidos, en principio, al rumano, ruso, búlgaro, árabe, chino, francés e inglés.
Asimismo, para implementar el Plan, el Ministerio establecerá una vía de colaboración con las Embajadas y Consulados de aquellos países con una mayor presencia de mujeres extranjeras en España.
Formación
En cuanto a la formación, el Ministerio de Igualdad, en colaboración con el Ministerio de Trabajo e Inmigración, pondrá en marcha módulos formativos destinados al personal de las Oficinas de Extranjería, a los voluntarios de las asociaciones de inmigrantes, agentes sociales y ONGs, con el objeto de capacitarles en prevención, detección y acompañamiento a mujeres víctimas de violencia. Además, junto con el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte promoverá la formación del profesorado, especialmente de los destinados a la educación de personas adultas.
Al mismo tiempo, el Ministerio de Igualdad firmará convenios con las sociedades científicas médicas y sanitarias cuyas actuaciones conllevan un contacto frecuente con la población extranjera (especialistas en ginecología y obstetricia, medicina familiar, urgencias y emergencias); con el Colegio Oficial de Trabajadores Sociales para la realización de actuaciones de formación y detección de la violencia de género conjuntas; y con la FEMP, para formar e implicar a los servicios municipales en las actuaciones de atención de la violencia de género en mujeres inmigrantes.
 
Ley de Extranjería
Por otra parte, los Ministerios de Igualdad, Trabajo e Inmigración, Interior y Administraciones Públicas considerarán en el anteproyecto de modificación de la nueva Ley de Extranjería la igualdad efectiva entre mujeres y hombres como un principio rector de la política migratoria y como un elemento esencial para contribuir a la integración social de los inmigrantes.
En especial, se atenderá la posibilidad de obtención de la autorización de trabajo por parte de las mujeres que han sufrido violencia de género en los casos de reagrupación familiar y a quienes han obtenido permiso de residencia por circunstancias excepcionales al ser víctimas de violencia de género.
El Plan también propone la creación del espacio CON-FLUENCIA como foro común entre organizaciones de mujeres y organizaciones de inmigrantes con el objetivo de planificar estrategias y programas de atención a las mujeres extranjeras.
Datos estadísticos de violencia de género
En la actualidad, la proporción de mujeres extranjeras inmigrantes en España víctimas de violencia de género, al igual que la proporción de agresores extranjeros suponen una sobre-representación respecto al peso demográfico de mujeres y varones extranjeros en España.
En relación con los homicidios, mientras que las víctimas españolas han descendido del 77’1% en 2004 al 55’7% en 2008, el porcentaje de víctimas extranjeras en esos años ha pasado del 22’9%, en 2004 al 44’3%, en 2008. En total, el año pasado fueron asesinadas 31 mujeres inmigrantes y 39 españolas. Por su parte, en el mismo periodo, los agresores extranjeros han pasado de representar el 22’2% del total al 38’6%.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *