Actualidad,  Días Internacionales,  ONG'S

Día Mundial contra el trabajo infantil (12 de junio)

Intervida insiste en fomentar la educación para luchar contra el trabajo infantil

• Trabaja en El Salvador y Bangladesh fomentando el acceso a la escuela primaria y concienciando a los padres y madres de los derechos de la infancia.

• El último año los programas han permitido que casi 300 niños salvadoreños dejen de trabajar en la caña de azúcar, y más de 500 niños trabajadores de Bangladesh asistan a la escuela.

• Durante 2008 ha sensibilizado a la sociedad española con la campaña ‘Do it Yourself’ para eliminar la explotación laboral infantil.

El 12 de junio la Organización Internacional del Trabajo (OIT) celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, conmemoración a la que Intervida quiere sumarse instando a que se fomente la educación en los países con mayores índices de explotación laboral infantil para su erradicación.

A pesar del trabajo de organismos, instituciones y ONG, todavía hoy más de 200 millones de niños y niñas de entre 5 y 14 años de todo el mundo están obligados a trabajar, muchos de ellos bajo lo que se conoce como las peores formas de trabajo infantil: explotación sexual, tráfico de drogas, niños soldado, esclavitud por deudas y trabajos peligrosos en sectores como la minería o la industria textil.

“El escaso nivel económico y formativo de las familias, la falta de infraestructura y planes educativos y los abusos de empresarios que buscan mano de obra barata en los niños, obstaculizan la desaparición de la explotación laboral infantil”, explica Fernando Rodríguez,  Delegado en Andalucía.

Este año se cumple el décimo aniversario de la adopción del simbólico Convenio núm. 182 de la OIT que responde a la necesidad de erradicar las peores formas de trabajo infantil.  Más del 90% de los países miembros de la OIT lo han ratificado, pero aún queda un largo camino para conseguir la desaparición de la explotación laboral infantil. Se calcula que uno de cada seis niños es explotado laboralmente en el mundo.

La pobreza de las familias empuja a utilizar la mano de obra de todos sus miembros para sobrevivir. Muchos niños y niñas trabajan durante jornadas interminables, con frecuencia en condiciones de riesgo. Ante este escenario la educación se convierte en el medio a través del cual los niños y jóvenes excluidos económica y socialmente pueden salir de esta situación.

El trabajo infantil es una grave violación de los derechos humanos de los niños, cuyas secuelas pueden poner en riesgo en muchas ocasiones su vida. Por ello, Intervida lucha contra el trabajo infantil desde la sensibilización e incidencia social y política conjuntamente con los actores y estrategias nacionales e internacionales. Además, los proyectos tienen como objetivo potenciar el desarrollo socioeconómico de las poblaciones más vulnerables, así como fortalecer sus capacidades técnicas y promocionar sus derechos fundamentales a través de una apuesta decidida por la educación tanto de los niños y niñas como de los padres.

Fomento de la educación

La principal arma para combatir el trabajo infantil es la educación, tanto de los niños y niñas como del resto de los colectivos sociales. Consciente de ello, Intervida está impulsando diferentes programas educativos en El Salvador y Bangladesh que reivindican el derecho de los niños y niñas a recibir una educación básica y favorecen su acceso y permanencia en la escuela. Se trabaja desde actividades educativas y de desarrollo que contribuyen a reducir el abandono y absentismo escolar como consecuencia del trabajo laboral.

Consecuente con la realidad socioeconómica que se vive en estos países, desarrolla programas educativos específicos para los niños trabajadores, pues para muchos de ellos la única alternativa que tienen para sobrevivir en el día a día es trabajar. Es por ello por lo que estos programas favorecen que los niños puedan compatibilizar su jornada laboral con la asistencia a las clases, de modo que puedan formarse para poder aumentar sus posibilidades de vivir un futuro mejor.

Entre 2005 y 2008 ha desarrollado actividades de promoción y divulgación de los derechos de la niñez en 45 comunidades de El Salvador. Durante el último año aproximadamente 300 niños han dejado de trabajar en las plantaciones de caña de azúcar. En lugar de acompañar a sus padres en el durísimo trabajo de la recolección de la caña de azúcar, han acudido a la escuela por las mañanas y a las salas de nivelación por las tardes.

La escuela y la familias son los motores de cambio de toda sociedad, y por tanto, el punto de partida para erradicar el trabajo infantil en el mundo. Por ello, también trabaja formando y capacitando a los padres y madres, para que tomen conciencia de los derechos de sus hijos y de la importancia de que estos reciban una educación básica en la escuela. El objetivo de estos programas es que conozcan las consecuencias que tiene para sus hijos no acudir a la escuela por verse obligados a trabajar a edades tempranas. Este hecho implica desarrollar programas de alfabetización entre los adultos, pues la principal causa de infravalorar la educación es el desconocimiento.

En la ONG se trabaja de forma conjunta con profesores y padres, principales referentes en la educación de los niños y niñas, realizando una labor de promoción, divulgación y sensibilización sobre los derechos de la niñez así como de la necesidad de erradicar las peores formas de trabajo infantil. En este sentido, actualmente se trabaja desde ocho comités comunitarios para combatir el trabajo infantil en sus peores formas.

Por su parte, los padres de los niños trabajadores participan en cursos de alfabetización que les dan la oportunidad de aprender y concienciarse de la importancia de que sus hijos reciban una educación.

Junto a estas acciones, en El Salvador ha iniciado una nueva campaña de sensibilización el pasado mes de mayo, cuyo lema “La pornografía infantil no es un juego, ¡es un delito! ¡Denúncialo!” pone sus esfuerzos en combatir la pornografía infantil como una de las perores formas de trabajo a la que se ven sometidas millones de niños en América Latina. UNICEF estima que sólo en Honduras, El Salvador y Nicaragua 300.000 niños y niñas son víctimas de explotación sexual infantil.

Bangladesh presenta un grave problema de infraestructura escolar que empuja a muchos niños a la vida laboral. La población infantil roza los 18 millones, sin embargo, las escuelas primarias en el país no llegan a 80.000. Ante esta situación, se trabaja potenciando la infraestructura escolar, el acceso y la permanencia a la educación primaria.

Durante 2008 un total de 520 niños trabajadores han podido asistir a las clases de educación no formal que Intervida imparte desde cinco escuelas específicas para niños y niñas empleados. En estos centros los niños reciben educación primaria y secundaria hasta octavo curso. En el último año escolar el 74% de los alumnos que se han presentado al examen anual han pasado de nivel.

Sin embargo, son muchos los niños y niñas trabajadores que se ven obligados a abandonar o ausentarse de la escuela por tener que quedarse al cuidado de sus hermanos menores. Por ello, para reducir el ausentismo a las clases y la tasa de abandono escolar, Intervida abrió en 2002 un primer Centro de Día en Dhaka, en el que los niños mayores pueden dejar a sus hermanos pequeños en un entorno seguro y educativo y así poder asistir a la escuela. En el último año se han atendido en estos centros a más de 500 niños.

Del mismo modo, Intervida trabaja con los niños y niñas de las áreas rurales de Bhaluka, Trishal y Kaliganj para que puedan tener acceso a una educación básica. Además, también se cubren sus necesidades de salud y nutricionales para que puedan convivir en un entorno favorable tanto en la escuela como en sus hogares.

Tanto en las regiones rurales como en las zonas urbano marginales de Dhaka, potenciamos el desarrollo de las madres de los niños escolarizados, pues además de ser uno de los colectivos más vulnerables, son agentes transmisores de la educación de sus hijos, por lo que es fundamental que tomen conciencia de las consecuencias de desempeñar largas jornadas de trabajo a edades tempranas.

Un año sensibilizando en España

En Intervida queremos despertar sensibilidades y promover acciones para combatir el trabajo infantil. Con este objetivo iniciamos hace un año la campaña Do it Yourself, en la que se ha propuesto, y continuará haciéndolo en el próximo año, todos sus esfuerzos para contribuir a la desaparición de la explotación laboral infantil en el mundo.

“El objetivo final de la campaña Do it Yourself es contribuir a la formación de ciudadanos y ciudadanas informados, responsables y comprometidos con el mundo en que vivimos y las personas que conviven en él”,  señala Joan Riera, Responsable de Participación Ciudadana.

Después de 62 proyecciones del documental Antes de Crecer en cines de toda España y 581 sesiones de la exposición de fotos sobre el trabajo infantil, podemos decir que 43 localidades de nuestra geografía conocen de primera mano qué es la explotación infantil. Con el concurso Hazlo tú mismo conseguimos más de mil diseños de camisetas solidarias y 70.000 personas se interesaron por nuestra web contra el trabajo infantil. Por último,  el teatro y los juegos han acercado a los niños la realidad que viven otros niños menos afortunados en el mundo.

Desde principios de 2009 la exposición fotográfica El Trabajo Infantil en Bangladesh ha recorrido distintas ciudades para acercar la dura realidad que sufren millones de niños y niñas en el país asiático, obligados a trabajar a edades tempranas para sobrevivir y mantener a sus familias. Actualmente la muestra puede visitarse en Lleida y Sevilla y mantendrá su itinerancia hasta finales de 2009.

Desde que se puso en marcha la campaña Do it Yourself, el documental Antes de Crecer  ha tenido la misión de sensibilizar a los espectadores de la realidad que viven los más pequeños en Bangladesh, y cómo combatirla. En Bangladesh tres millones de niños se ven obligados a desempeñar algunas de las peores formas de trabajo en la industria, el campo o mendigando en las ciudades.

Finalmente, la obra de teatro Mercado del Niño Trabajador ha sido el vehículo para dar voz a los más de 200 millones de niños y niñas que trabajan en el mundo. Los alumnos de educación secundaria han realizado un recorrido físico e intelectual por los diferentes tipos de trabajo infantil, y de forma interactiva con los personajes han podido analizar las causas del problema y proponer soluciones para erradicar los abusos a menores.

Un comentario

  • maria luisa

    soy salvdoreña necesito fotos de los niños en la guerrra de el salvador , quiero iniciar un proyecto de pintura y este seria mi tema
    agradezco me colaboren con fotos importantes que revelen la injustiicia de runcar la niñez y la inocencia

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Nanomedios, S.L..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad