Un buen bronceado tiene muchas ventajas para el cuerpo. “¿Por qué?”, te preguntarás… Mejora tu apariencia, fortalece los huesos y te ayuda a prevenir algunas enfermedades, gracias a los rayos solares, la principal fuente de vitamina D para el cuerpo.

Consigas o no el bronceado perfecto, aquí te damos algunos consejos para que logres un color envidiable y un organismo totalmente sano. Y recuerda, ante cualquier duda, no dejes de ir a un especialista.

1. Prepárate para el sol:

Quince días antes que te expongas a los rayos solares, ponte prebronceadores, y así activar la melanina y evitar quemaduras.

2. Dieta para la piel:

Semanas antes de tu viaje (o no) consume alimentos ricos en caroteno (como las zanahoria y el tomate) y alfa caroteno (como el maíz, el brócoli o el kiwi) para mejorar la pigmentación de la piel y evitar que los rayos UV provoquen algún daño. Además, los productos ricos en vitamina E y B (pescado y legumbres) evitan la deshidratación, la descamación de la epidermis y prolongan sobre todo la tonalidad de tu piel.

3. Exfoliación:

Elimina las células muertas de tu piel, para que perdure un poco más tu bronceado.

4. Utiliza un protector:

La aplicación de un filtro solar (preferible factor +50) ayudará a prevenir la presencia de manchas y te ayudará a conseguir un bronceado uniforme. Debes elegir el adecuado, según tu tipo de piel. Evita los aceites sin protección, debido a que aceleran el envejecimiento prematuro y favorecen las quemaduras solares.

5. Hidrata tu piel:

No olvides tomar como poco dos litros de agua al día y además, utiliza crema, leche o gel para después del sol, que contenga manteca de cacao o aloe vera, la cual tiene efectos calmantes, antiinflamatorios y regeneradores, que mitigarán el dolor, ardor e imperfecciones.

6. Medicación:

Se recomienda suspender (con el permiso de tu médico) la ingesta de medicamentos como los antibióticos, sulfamidas o anticonceptivos, los cuales generan una fotosensibilización de la piel (aparición de manchas).

7. Ayudar con suplementos:

Consumir suplementos, vitaminas y productos naturales de alta calidad, que es ideal para quienes desean cuidar su piel en el verano. Este antioxidante colabora en el retraso del envejecimiento celular y aporta a la piel una gran apariencia, pudiendo obtener una mejor pigmentación de ésta.