Ocio

¿Qué es el Karma?

Conoce exactamente que es el Karma, uno de los «conceptos» más divulgados pero más erróneamente conocidos. ¿un castigo? ¿Algo inevitable? ¿Cómo saldarlo?

El Karma no es un castigo. El Karma no es un fatalismo que debemos asumir de la mejor manera posible. El Karma es una lección no aprendida o la necesaria reparación a un atentado al Bien Común o a cualquiera de las leyes que rigen el Universo, pongamos por caso, al libre albedrío. Podemos realizar una sencilla definición partiendo de dos acepciones:

El karma como lección no aprendida

Vivimos en un Universo de evolución porque todos y cada uno de cuantos formamos parte de él hemos decidido apostar por un perfeccionamiento que permita elevar y acercar nuestras vibraciones a las de la Fuente de la cual fuimos creados (es lo que se conoce como Plan Rector o Plan Divino). Para ello, en este anhelo por alcanzar la máxima perfección que como criatura seamos capaces, hemos apostado por convertir nuestra existencia en un proceso continuo de aprendizaje a través del cual ir puliendo las imperfecciones que caractericen a cada uno. Siendo todos alumnos y profesores, hemos convertido la Creación en una gran Universidad en la que, aprendiendo todos de todos -los más aventajados ayudando a los menos-, cada uno a su ritmo y en su nivel, hemos establecido cursar esta carrera sine die en la que deberemos salir airosos de las distintas asignaturas propuestas, bien sean las comunes para todos, bien las propias de la labor que cada uno deba ejercer. Unas asignaturas que tendremos que superar con nota y que, de no ser así, deberemos irremediablemente volver a cursar. El karma no es más que el examen de repesca por el que se nos da la oportunidad, una y otra vez, de superar la asignatura como requisito indispensable de pasar al siguiente nivel.

Aquella por la cual el karma se ha popularizado como un castigo

Es la más popular y en realidad no es una definición del karma sino la mera activación de la ley de causa y efecto que se activan a partir de la transgresión de cualquiera de las leyes que rigen el Universo o, lo más grave, cualquier transgresión de la propia naturaleza de la Creación, encarada hacia el Bien Común y constituida desde las energías del sumo Bien del Creador.

Cuando no ayudamos a alguien que lo necesita, cuando nos llevamos folios de la empresa, cuando nos colamos en el autobús, cuando no respetamos el libre albedrío de los demás, cuando imponemos nuestro ego, las actuaciones que realizamos desde nuestras sombras personales…

Todo ello tiene un coste que nos pasará la correspondiente factura. En el fondo, volvemos a lo dicho anteriormente: aprenderemos la lección, aunque esta vez de manera involuntaria, mediante la correspondiente acción correctiva proporcional al daño causado.

Entender el karma como una situación que irremediablemente tenemos que sufrir es como quedarte en septiembre mirando la hoja del examen sin contestar. Entender el karma como un castigo es pretender estar en la facultad sin que nadie te exija nada. Pasarte el día valorando qué acumula karma y qué no, indica que tu aprendizaje no está integrado y que tu actuación sigue basada en el miedo a las consecuencias, luego no parte del corazón, de la verdad. De poco nos aprovechan las cosas si las hacemos desde el miedo al profesor o esperando su aprobación.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Nanomedios, S.L..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad