resilicencia
Actualidad,  Bienestar

La resiliencia, supervivencia a una crisis

Hay quienes se desmoronan ante un día de lluvia que malbarata sus planes de fin de semana, o llámese cualquier periodo aciago. Sin embargo otros, pese a encontrarse en medio de la tempestad más terrible, que augura un naufragio seguro, logran enderezar el barco y llegar a buen puerto, convirtiéndose incluso en faro que guía a las embarcaciones que pierden el rumbo.

La resiliencia es esa extraordinaria capacidad de no hundirse y salir adelante.

¿Alguna vez has jugado a presionar y retorcer un objeto que tiene la asombrosa virtud de volver siempre a su aspecto inicial? La resiliencia es precisamente el término físico que se refiere a la capacidad que tienen algunos materiales para recuperar su forma original después de haber estado sometidos a altas presiones. Aplicado a los seres humanos, las personas resilientes serían aquellas que resisten las circunstancias adversas y salen adelante sin hundirse.

Superando las adversidades

Nadie está exento de encontrarse con dificultades a lo largo de su vida: la muerte de una persona muy cercana, divorcios y separaciones, enfermedades, desempleo… Pero las personas resilientes se baten en duelo con adversidades más extremas como pobreza, malos tratos, abusos sexuales, enfermedades graves, homicidios… Un ejemplo famoso y clarificador sería el de Anna Frank, que supo encontrar un espacio de crecimiento y desarrollo en su diario en unas circunstancias muy duras, como fueron los años que vivió con su familia tras una librería escondiéndose de los nazis. Otros ejemplos destacados, citados en el libro “La resiliencia” de Joan Grané y Anna Forés, son el compositor Ludwig van Beethoven, afectado de sordera; el escritor Primo Levi, superviviente del campo de concentración de Auschwitz; o el ciclista Lance Amstrong, que ha ganado siete veces consecutivas el Tour de Francia después de superar un cáncer de testículos con metástasis en el cerebro y los pulmones.

Un ejemplo para los demás

Es evidente que se trata de vidas extraordinarias, pero son muchas las personas en el mundo que cada día salen victoriosas de sus grandes batallas cotidianas.

Seguro que en alguna ocasión has conocido a alguien que parecía condenado al fracaso y que ha superado con éxito sus dificultades: víctimas de abusos sexuales que colaboran con entidades y apoyan a quienes han pasado por lo mismo, personas que superan su drogodependencia y trabajan como educadores sociales en centros de rehabilitación, deportistas con discapacidad que participan en competiciones internacionales, niños nacidos en situaciones de marginación y exclusión plenamente integrados de adultos, convictos sin apenas educación que salen de prisión convertidos en abogados o féminas pertenecientes a culturas represoras con los derechos de la mujeres que logran estudiar una carrera universitaria.

Como habrás observado, muchas de estas personas suelen extraer un gran aprendizaje de ese proceso de superación, que les sirve para ayudar a aquellos que sufren situaciones parecidas a las suyas. Seguramente el motor que impulsa esta actitud es saber que son capaces de hablar el mismo idioma que los afectados y, a su vez, ser un ejemplo vivo de que superar el problema es posible.

Aprendiendo a ser resilientes

La buena noticia de la resiliencia es que no es una capacidad innata y que, por lo tanto, se puede desarrollar potenciando y trabajando algunos aspectos de la personalidad como la fuerza de voluntad, la constancia, el sentido del humor, la curiosidad, el optimismo, la creatividad, la empatía, la observación y la generosidad. Aprender a compartir experiencias y contar con un entorno que te apoye también contribuye a incrementar la capacidad de superación de una persona.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Nanomedios, S.L..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad